“TOCAR UN MUNDO” a través de la pintura

Carlos Pascual

Carlos Pascual. Créditos Pepe Cañabate

Por Alejandra Cerquera Kilby

Marzo 23 – septiembre 15

igallery. Galería de Arte Contemporáneo

Cecilio Mételo, 6. Palma de Mallorca, España.

Cuando estás frente a unas obras de arte que te sorprenden, de manera exuberante, te conectas intuitivamente, tanto, que por un momento llegas a pensar que el artista ha producido esa pieza pensando en lo que tú piensas, en tus emociones, en tus preguntas, rememorando, quizás, en un momento de tu vida o en lo que anhelas; es como encontrar un regalo inesperado hecho para ti y te hace sentir feliz de poder haber llegado a su encuentro. Eso es precisamente lo que me sucedió al estar frente a la obra del artista Carlos Pascual, titulada “TOCAR UN MUNDO” que se expone en igallery, galería de arte contemporáneo de Palma.

Las representaciones pictóricas, usualmente, requieren de un campo de color, y líneas de diferente tipo, que delimitan espacios, dando como resultado un referente realista, que puede mezclar elementos inconexos como en el caso del surrealismo, distanciándose de la realidad, o incluso, llegar a los espacios abstractos de campos de color (color field), de geometrismos de contornos definidos (hard edge) o de manchas expresionistas aparentemente sin orden armónico (action painting, dripping), pero en ultimas, están construyendo un lenguaje.

En el caso de Carlos Pascual, hay una propuesta compleja, pero con una apariencia de simplicidad que desconcierta. Geometrismos abstractos, así les dicen, que se insinúan, pero sin líneas duras, pero es más bien un geometrismo impresionista, término que me invento para sacarlo de lo restrictivo del término geometrismo abstracto, que reduce y limita. En unas obras de paleta limitada, con planos geométricos con intención de ser definidos, en el cual se observan diferentes valores tonales y saturaciones de color. Colores como el turquesa, el verde claro, el amarillo casi ocre, al lado de casi blancos y colores oscuros o negro absoluto con delimitaciones de espacio con bordes suaves, traicionan al ojo, pues intuitivamente asociamos el blanco con mucha luz, el negro con sombra fuerte y los colores como portadores de diferentes intensidades de luz. Repito, traicionan al ojo, porque buscamos la perspectiva clásica, el punto de fuga, el origen de la fuente luminosa, pero en la obra de Carlos Pascual, esa lógica no aplica, cada elemento es portador de luz, color y sombra autónomamente, y se relaciona con sus vecinos aparentando que son su sombra o el plano luminoso a su lado. Es decir, es un universo propio, con habitantes misteriosos que se relacionan unos con otros, generando una apariencia de pertenecer a la geometría euclidiana (clásica), pero más bien, construyendo la propia. No son sombra, no son luz, no son intensidades de color, son planos definidos que producen una armonía y una estética, que habita lo que podría llamarse, una cuarta dimensión del volumen aparente, una contradicción que no se puede resolver sin entrar al mundo propio de la obra.

Obras: Cubist, Vértice, Vert. Oleo sobre tela. Carlos Pascual. Créditos Pepe Cañabate

En una agradable charla sostenida con el artista, en el mundo de las tres dimensiones en Palma, me explica, como un astronauta hablando con un novato, que:

“La pintura ha ido cambiando su trasfondo, su esencia. Yo me he formado en un tipo de pintura…. ¿Cómo llamarla? …la he llamado autorreferencial. No es pintura figurativa, es abstracción, pero, sobre todo, mi pintura gira en torno al propio lenguaje de la pintura. El tema de la pintura, es su propio lenguaje, esto como ocurre en la música, en la poesía.”

Otras obras, tienen texturas con saturaciones variables y líneas entrecortadas, pero con una intención lineal, y que habitan esos espacios, para insinuar planos interrelacionados con su propia lógica. Están presentes siluetas que podemos asociar con la triangulación del techo de una casa, o ensambles con propósito útil, pero muy posiblemente, no es así, no podemos entrar en ese mundo sin hablar su idioma, tenemos que desmontar nuestro idioma visual, y escuchar el que transmite la obra. Es el mundo de Carlos Pascual.

Están presentes, también, pequeñas esculturas de pared, y como afirma el artista: “Están en un punto intermedio entre la escultura y la pintura”, las cuales están habitadas por su propio lenguaje, y sorprenden, forzándonos a mirar “con otros ojos” los objetos.

La categoría de arte abstracto indica que no hay referentes absolutos con la realidad observable en las formas o colores representados.  Entonces, ¿A qué se debe que sea fascinante, misterioso, y que siga su curso? ¿Qué es lo que devela, cuál es su misterio? Tal vez, el asunto sea, como lo expresa Peter Kreeft: “Son más importantes las preguntas que las respuestas”. La expresión artística abstracta parece agotarse, pero como en otras expresiones del arte, siempre surge algo nuevo. Es una manifestación de la creatividad que nos hace preguntas, tales como: ¿Qué vez? ¿Qué sientes? ¿Cuál es tu interrogante? ¿Qué responde? ¿En qué lenguaje está hablando? ¿Es esta una nueva melodía visual que no había escuchado antes? ¿Qué encuentra el artista, o qué me hace descubrir? Es una posible razón, por la cual, siguen surgiendo propuestas abstractas como las de Carlos Pascual, las cuales retomaran las siguientes generaciones, pues son profundas y requieren de tiempo para ser asimiladas.

Alejandra Cerquera Kilby

Máster Dirección y Gestión de Industrias Culturales y Creativas. Máster en Comunicación e Industrias Creativas. Grado Administración de Empresas. Fundadora y directora de ARTCALI, FERIA DE ARTE INTERNACIONAL durante tres años. Dirección y desarrollo de galería ARTE AMERIKA, Cali, Colombia durante 10 años. En la actualidad escribe para UEP!MALLORCA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad