No todo es feria (2). Un ánimo inocente, un hackeo imperceptible y una manifestación.

Manifestación ARCO

Manifestación en ARCO

Por Julio C. Vázquez-Ortiz.

Superada la fiebre de la semana del arte madrileña a un mes ya de su celebración, sobrevolamos lo ocurrido desde la periferia (en el sentido más amplio del término), poniendo el foco en la presencia extremeña y también en la no estrictamente galerística, para recoger un relato intencionadamente sesgado de aquello.

Por empezar por lo evidente, si hay algo en lo que todo el mundo ha estado de acuerdo este año, es la constatación de la emergencia, hasta la hegemonía, de lo que viene denominándose como arte textil. Un secreto a voces en el que ya insistía Teresa Lanceta desde su larga trayectoria y que desembocó el año pasado en un merecido aunque tardío reconocimiento como Premio Nacional de las Artes. Textiles que también encuentran su influencia en generaciones posteriores a Lanceta y mucho antes de este ARCO’24, en Extremadura, a través de destacadas artistas como María Jesús Manzanares (Cáceres, 1970) o, posteriormente, Isabel Flores (Hornachos, 1989); ambas presentes en el bienintencionado aunque malparado stand de la Diputación de Badajoz; institución que se lanzó por primera vez a la piscina ferial, desgraciadamente, sin haberla llenado antes. Una acumulación de obras sin sentido (mas allá de haber colgado de la misma pared con anterioridad), que oscurece una voluntad loable de arrojar luz sobre el arte contemporáneo realizado en el territorio, en un ánimo inocente de acercarlo al glitter del mainstream, que reseñábamos en el anterior capítulo de esta dupla de artículos.

Be a Tree Now, Eugenio Ampudia. Stand Obra Abierta, Fundación Caja Extremadura en ARCO

A la fiesta se sumaron la pacense e incombustible Galería Ángeles Baños, con un proyecto muy caribeño (además de bien armado), alineado con la temática de la feria, donde la ausencia de extremeños, aunque en parte triste, también habla de la liberación de prejuicios a la hora de abordar el galerismo lejos de los núcleos; o el premio Obra Abierta de la Fundación Caja Extremadura, con una pieza interactiva encargada a Eugenio Ampudia que hizo las delicias de todo curioso, independientemente de las razones que tuviera para visitar la feria. Por su parte, Abel Jaramillo (Medina de las Torres, 1993) saca pecho de su experiencia becada por la Real Academia de España en Roma, como creador de la pieza audiovisual que inundó el espacio reservado a la RAER, en un proyecto colectivo desarrollado junto a otros dos residentes, Hugo Gómez-Chao y Raquel Buj; sin lugar a dudas una buena práctica institucional en estos contextos feriados, donde parece resurgir el fantasma de la sobre institucionalización que obligó al viraje comercial hace algo más de una década. Mientras, en la Just más urbana que se recuerda, aparece la residencia verata (de la Vera) Ras de Terra, recibiendo a los visitantes y donde asomó también Mister Piro (Madrid -de crianza placentina-, 1994) colgado por la galería Modus Operandi; una feria que parece intercambiarse papeles con las renovada Urvanity y su nueva sede en Matadero, en la que pudimos encontrar a María José Gallardo (Villafranca de los Barros, 1978) argumentando la colaboración entre Espacio Líquido y La Gran. Sin olvidar a la joven y también placentina (de origen) Galería Beatriz Pereira, que insiste en el modelo pop up de Hybrid para afianzar una participación extremeña que probablemente completen otres agentes que se escaparon a nuestro radar y a quienes pedimos disculpas de antemano.

Galería Ángeles Baños en ARCO

Especial atención se merece, por otro lado, la presencia de las principales entidades de representación de profesionales, en las que participan sus delegaciones extremeñas. Así, el Instituto de Arte Contemporáneo presentaba en ARCO este nuevo punto de lectura sobre arte contemporáneo en España, de actitud inclusiva con todos los territorios representados en IAC; o esa es la intención, al menos, de quienes participamos reivindicando otros espacios físicos y de formatos paralelos a los nucleares, compartido por compañeros como el asturiano y delegado de IAC Luis Feás, autodenominado recientemente como “periférico de vocación”. Por otro lado, también en los pabellones de IFEMA, la Unión de Artistas Contemporáneos de España tuvo su propio stand, una rara avis en aquel contexto, casi a modo de hackeo, lamentablemente imperceptible para la realidad de un exclusivo y copado mercado del arte ferial. En aquel entorno, tuvieron lugar varias reuniones y acciones propias por lo que, cuanto menos, sirvió para encontrarnos físicamente quienes solo lo hacemos en la distancia, el resto del año. El debate sobre la evolución y la necesidad de conquistar derechos profesionales históricamente demandados y no regulados, centró la actividad junto con su divulgación entre quienes se acercaban a aquellos poco más de 10 metros cuadrados, incluyendo algún miembro destacado del Ministerio de Cultura; el tiempo dirá si para algo más que para la foto.

Unión AC en ARCO
Ras de Terra en Just Mad.

Pero solo fue el sábado de ARCO, a la hora de la consabida caña madrileña, junto al stand de cervezas donde la gente se arremolinaba, cuando las arengas pro Palestina y anti genocidio de un grupo de manifestantes, regadas con el ondear de algunas banderas y pancartas, consiguieron sacar por momentos de aquel microcosmos de cubos blancos a quienes esperaban su botellín, para acercarse a gritar, instagramear o curiosear. A los pocos minutos, todes volvimos a por nuestro quinto.

Julio C. Vázquez Ortiz

Comisario independiente y gestor cultural. Miembro del Comité Internacional de Museos de Arte Moderno y Contemporáneo del ICOM (CIMAM) y del Consejo Territorial del Instituto de Arte Contemporáneo (IAC); presidente de Artistas Visuales y Asociados de Extremadura (AVAEX) y vocal en la directiva de la Asociación de Gestoras y Gestores Culturales de Extremadura (AGCEX). Profesor consultor en la Universitat Oberta Catalunya (UOC) y cofundador de lanzarte.art. Comisario de de la bienal de arte público Cáceres Abierto, entre sus últimos proyectos destacan las residencias artísticas Siberia Cultura, la puesta en marcha del Museo de Muralismo Contemporáneo de Mérida o la IX Bienal Iberoamericana de Obra Gráfica Ciudad de Cáceres. Ha comisariado más de medio centenar de exposiciones en diferentes puntos del territorio nacional e internacional. https://linktr.ee/juliocvazquezortiz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad