Una pequeña luz en un panorama  gris.

ICO

Por Adrián Piera Sol

Pueblos de colonización,  Miradas a un paisaje inventado es el título de una exposición producida por la Fundación ICO y comisariada por Ana Amado y Andrés Patiño que se inauguró el pasado 14 de febrero estará en las salas de la Fundación hasta el próximo 12 de mayo.

La exposición muestra a través de cerca de 200 fotografías,  dibujos, planos y documentos una parte de la historia de España escasamente conocida: La intensa transformación del paisaje agrícola español llevada a cabo entre 1939-1971 por el Instituto Nacional de Colonización  (INC), organismo estatal que, partiendo de la necesidad de una reforma agraria,  planificó la construcción de nuevas infraestructuras hidráulicas y más de 300 pueblos de nueva planta diseminados por las principales cuencas hidrográficas del país con un desplazamiento de alrededor de setenta mil personas.

Para financiar esta operación el INC emitió obligaciones en todo el territorio nacional que fueron reconocidas como deuda pública.

La visión urbanística y arquitectónica de estos nuevos pueblos fue un punto fundamental del programa y es gracias a su primer Presidente José Tamés, que bajo el criterio de racionalidad en la concepción de las obras, se diera paso a jóvenes arquitectos que dotaron a sus proyectos de un punto de experimentación e innovación.

Estamos hablando de jóvenes arquitectos que, con el tiempo, serían figuras clave del panorama nacional como Alejandro de la Sota, Antonio Fernández Alba, Fernando Terán, José Antonio Corrales, Carlos Sobrini,  Santiago García,  José Borobio… y sin lugar a dudas el más destacado de todos ellos por ser el mayor artífice del programa de colonización y mecenas de artistas José Luis Fernández del Amo.

Para todos ellos, estos pueblos de colonización supusieron sus primeros proyectos arquitectónicos importantes. Y aunque debían seguir una serie de requisitos básicos, a todos se les dio cierta libertad para que experimentaran e innovaran en sus diseños urbanísticos y arquitectónicos. El programa, pues, era el mismo para todos los pueblos, pero la formalización no, puesto que el diseño de cada uno de ellos respondía a las características del territorio en el que se enclavaban.

Mojón con el logotipo del Instituto Nacional de Colonización (INC)

En todos ellos, además de esa experimentación urbanística ya comentada, había otro elemento común: fueron centros de integración de las artes, acogiendo, principalmente en sus iglesias, una buena representación del arte contemporáneo que empezaba a verse en el país en aquellas décadas. En este sentido, José Luis Fernández del Amo fue una figura esencial. Este arquitecto fue quien introdujo el arte abstracto en España en la década de los 50 y quien dirigió el primer Museo de Arte Contemporáneo del país entre 1952 y 1958.

De su mano, estos pueblos de colonización se llenaron con obras de artistas plásticos como Manuel Millares, Pablo Serrano, Juana Francés, Arcadio Blasco, José Luis Sánchez, Rafael Canogar o Antonio Suárez algunos de los cuales formarían más tarde el grupo El Paso. Y algo muy destacado: la inusual presencia de mujeres entre esos artistas, como Delhy Tejero, Teresa Eguíbar, Jacqueline Canivet, Flora Macedonsky, Menchu Gal, Carmen Perujo o Isabel Villar, entre otras. De todos ellos son las esculturas, objetos litúrgicos, vidrieras y cerámicas que lucieron las iglesias de estos pueblos de colonización.

Un montaje sencillo pero muy bien resuelto, ayuda a seguir un hilo argumental para contarnos  una historia que va desde la génesis a la situación actual de unos pueblos que siguen muy vivos.

14 de febrero/ 12 de mayo. 2024

Museo ICO

C/ Zorrilla, 3 – 28014 Madrid

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad