Mesa Sectorial del Arte Contemporáneo de Aragón

Mesa Sectorial del Arte Contemporáneo de Aragón

Desde la Mesa Sectorial del Arte Contemporáneo de Aragón compuesta por las
asociaciones de Mujeres en las Artes Visuales –MAV Aragón– , Instituto de Arte
Contemporáneo -IAC Aragón- y de la Asociación Aragonesa de Críticos de Arte
–AACA– queremos manifestar nuestra total disconformidad ante el proceso de cancelación
de la programación de exposiciones del Centro de Arte y Tecnología Etopia, que implica: la
cancelación de las formaciones en arte y tecnología, de las residencias de artistas y las
colaboraciones y proyectos con artistas locales de reconocido prestigio internacional; así
como de la IX edición de la Academia Fachada Media.
La cancelación de la programación de Etopia Centro de Arte y Tecnología es un hecho que,
hoy, se argumenta desde una lógica económica monetaria, un razonamiento que no tiene
en cuenta otras lógicas económicas que operan desde lo simbólico y lo informal y que
construyen una realidad socioeconómica mucho más compleja. Es una realidad que la
economía monetaria no constituye sino una parte de la cadena de valor que genera nuestra
actividad tanto profesional como no profesional. En este estadio de relaciones, las prácticas
artísticas entran a formar parte de un sistema mucho más complejo de lo que en un primer
momento pareciera.
En su origen, Etopia era un nuevo modelo de centro cultural, para favorecer el diálogo entre
ciencia, arte y educación, bajo la cobertura de la cultura digital, que integraba programas de
formación, residencias, ayudas a la producción, exhibición y divulgación. En su diseño
inicial, potenciaba la innovación urbana y el reconocimiento exterior de Zaragoza. Todo ello
para favorecer el conocimiento y el uso ciudadano de las nuevas tecnologías: el arte y la
ciencia como dos modos complementarios de conocimiento. Pero el aislamiento de Etopia
de un contexto urbano integral supuso una amenaza a su funcionamiento.
Es bien sabido que los Museos y Centros de Arte más exitosos (y duraderos) a nivel
europeo han tenido en cuenta la economía en su dimensión informal, simbólica y monetaria,
no exclusivamente monetaria. Es por ello que, creemos que las razones que se sostienen
para justificar este cierre ocultan otras. Es cuanto menos llamativo que se hable
exclusivamente del valor monetario como un costo, cuando lo que se ha roto hace tiempo
es la transferencia de valor hacia otras dimensiones de la economía, especialmente hacia la
social. Una vez roto esto, parece justificable ante la opinión pública su anulación, y en lugar
de rescatar este modelo de proyección internacional para la ciudad, cancelarlo.
El tejido artístico pierde una herramienta puntera a nivel internacional, no solo para
promover y proyectar su trabajo, sino también para formarse en materia tecnológica y
conocer las últimas investigaciones en este campo.
En un momento en el que la tecnología digital cubre todos los ámbitos de nuestra
convivencia, sigue siendo imprescindible que se mejore su conocimiento por parte de la
ciudadanía a través de instrumentos como el arte, la ciencia y la educación; por ello, los
programas de Etopia son más necesarios que nunca, pero han de tener una continuidad
con otros proyectos ciudadanos.
El hecho artístico queda determinado por las relaciones humanas que nos constituyen y su
valor por las interdependencias entre los distintos agentes que intervienen en la experiencia
que se produce; porque, en primer lugar, lo que el arte produce son experiencias, antes que
productos medibles, comunicables, transferibles e intercambiables. Experiencias que
producen innovación social, lo que supone transformar, mejorar la sociedad desde un punto
de vista integral.
Las asociaciones profesionales del sector de las artes visuales signatarias de esta carta, en
el desarrollo de su labor de protección de las artes, la cultura y el pensamiento, nos vemos
obligadas a manifestar nuestra discrepancia ante la falta de rigor del proceso de
desintegración del proyecto que lleva años desarrollando Etopia y solicitamos, en la defensa
de la ética profesional, la aplicación del Código de Buenas Prácticas en el ejercicio de la
profesión en todos los ámbitos culturales.
Por todo ello, queremos manifestar nuestra total disconformidad con el proceso de
resolución que ha tenido lugar durante este mes de febrero, y que ha desmantelado el
proyecto de arte y tecnología de Etopia.
A través del presente comunicado, solicitamos que se paralice el proceso de
cancelación de la programación cultural y artística del Centro de Arte y Tecnología
Etopia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad