La Mesa Sectorial del Arte Contemporáneo, exige el cumplimiento de Buenas Prácticas en la gestión de la actividad artística a través de un decálogo con propuestas concretas.

La Mesa Sectorial del Arte Contemporáneo, compuesta por seis asociaciones del ámbito nacional representantes de la mayor parte del sector de la cultura artística, ha reclamado hoy en el MNCARS una gestión honesta y profesional en la organización de la cultura, y específicamente en las artes visuales, desde los diferentes gobiernos locales, autonómicos y nacionales, dado el descalabro y las acciones erráticas que están acompañando las actuaciones de determinados gobernantes en este último año.

Ana Velasco (FEAGC), Adrián Piera (IAC),  Idoia Fernández (Consorcio de Galerías de Arte Contemporáneo), Isidro López-Aparicio (UnionAC), María José Magaña (MAV) y Yolanda Romero (ADACE), han sido los encargados de leer el comunicado elaborado por las asociaciones integrantes de la Mesa Sectorial de Arte Contemporáneo, en el que han manifestado una absoluta preocupación por el proceso de degradación del contexto político y social al que estamos asistiendo en los últimos tiempos y que hablan de un fuerte retroceso democrático y profesional resultando una mayor precarización e instrumentalización del sector y que refleja una actitud perversa y de menosprecio hacia los espacios de creación y exhibición de las artes visuales.

Comunicado y decálogo completo

Tras ello se ha dado paso a un diálogo y puesta en común entre los ponentes y asistentes al acto en los que se ha reflexionado sobre los puntos fundamentales para una convivencia democrática en una sociedad igualitaria y la necesidad de convivir con la cultura y el arte contemporáneo:

1 – La defensa de la libertad de expresión.

2 – La obligatoriedad de elegir las direcciones de museos y centros de arte mediante concurso público, mediante un comité de selección paritario compuesto por profesionales del sector, y la presentación de un proyecto, según el Documento de Buenas Prácticas en Museos y Centros de Arte mencionado anteriormente; así como el Código de Museos del Ministerio de Cultura y Deporte, y el Código Deontológico de ICOM.

3 – Respetar y mejorar los presupuestos nacionales, autonómicos y locales dedicados a la cultura y al arte contemporáneo en concreto

4 – Activar y completar el “Estatuto de artista”

5 – Luchar contra la desigualdad de género y hacer cumplir de manera real y eficaz la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres

6 – Potenciar las enseñanzas artísticas reclamando un plan estatal para la educación artística y cultural

7- La urgencia de una ley de mecenazgo que estimule la creación y la internacionalización del arte contemporáneo español

8- Reducir el IVA, llegando a un acuerdo entre los Ministerios de Cultura y Hacienda para terminar con la discriminación que el arte español sufre respeto a otros ámbitos culturales.

9- Entender y remediar la necesidad de que en el Ministerio de Cultura exista un secretariado específico de arte contemporáneo

10- El desarrollo y la vigilancia en el cumplimiento del Código de Buenas Prácticas

La Mesa Sectorial del Arte Contemporáneo reivindica la optimización del cumplimiento de todos estos aspectos, pues solo de esta forma se conseguirá una homologación del arte contemporáneo en el estado español con los parámetros de aquellos países más avanzados del ámbito europeo al que pertenecemos.

La MSAC se constituyó en junio de 2015 con el propósito de aunar las distintas voces de las asociaciones profesionales del arte contemporáneo en España con el firme convencimiento de que la creación cultural y artística es un bien público y un factor de primer orden para el desarrollo de los seres humanos y de la sociedad. El arte contemporáneo debe acompañar y formar parte vital en una sociedad que protege la diversidad, la igualdad entre hombres y mujeres, la cohesión social, la convivencia democrática y la vertebración territorial. La cultura y el arte son también sectores que contribuyen al desarrollo económico y social de los países, que aporta un 3,5% al PIB nacional y abarca unos 700.000 trabajadores.

A lo largo de estos años hemos dado pasos importantes en la defensa de la presencia del arte contemporáneo en la sociedad, como el documento de buenas prácticas para la gestión y buen funcionamiento de los museos y centros de arte contemporáneo (generado en 2007, ratificado por el gobierno de entonces, y que cuente con varias actualizaciones en 2019 y en 2021), que contaba con el consenso del sector. También hemos participado en la redacción y puesta en marcha del Estatuto de artista y trabajadores/as de la cultura y en la constitución de grupos de trabajo que asesoran en temas cruciales al Ministerio de Cultura, como por ejemplo la internacionalización del arte contemporáneo español, el análisis de las diversas políticas culturales relacionadas con convocatorias y premios, presupuestos para compra y apoyo al arte contemporáneo o la financiación y leyes relacionadas con el IVA y el mecenazgo.

Pese a haber reclamado la necesidad de la Cultura como derecho fundamental en un comunicado de junio de 2023, ante la amenaza por parte de algunos políticos de prescindir del Ministerio de Cultura con la excusa del ahorro, en el que solicitamos que fuese tenida en cuenta como una cuestión de estado que requiere un Pacto por la Cultura, seguimos observando comportamientos muy graves que ponen en peligro incluso algunos derechos recogidos en la Constitución como es el acceso a la cultura.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad