FALLECE PACO LEAL, LA FAMILIA LAVAPIES CADA VEZ MÁS HUERFANA.

Paco Leal

Por Francisco Brives, codirector del Museo La Neomudéjar.

Paco Leal falleció de forma repentina el pasado martes 23 a las 7:30 de la mañana en plena calle del Retiro, cuando iba camino a la Basílica de Atocha a escuchar misa de 8. La familia no comunico nada a los amigos y lamentablemente fue incinerado sin ningún reconocimiento público.

Hablar de Paco Leal es penetrar en una intrahistoria indomable. Su trazo fresco, inocente, a veces tiznado de crueldad, da fe de una trayectoria irrepetible como artista y también como ser humano. Un pintor único en las décadas de finales del XX y principios del XXI que nos deja una obra críptica, plena y obsesiva. Sus trabajos forman parte de colecciones permanentes de museos tanto en su Alcázar de San Juan natal, como en el Museo Siglo XXI en Madrid. Podríamos considerar que, si Paco Leal hubiera producido en Francia, su obra hubiera llegado fácilmente a una dimensión internacional dada la calidad y singularidad de su obra.

Perteneciente a la familia Lavapiés, junto a Darío Corbeira y su siempre añorada Amelia Moreno, la cual retrató hasta el fin de sus días en pequeños cartones con acuarela que a veces regalaba, a veces perdía, a veces se manchaban y recogía del suelo como quien siembra flores. Su última producción estaba basándose en » Las flores del mal» de Baudelaire, inspirados en un poema «sueño Parisiense» que le acompañaba en cada parada, descanso, banco, cafetería o jardines de los que gustaba recorrer a diario en el barrio de Retiro. Sus paradas formaban parte del hábito del barrio, lugares como el Tanai, el Segoviano, El jardín de la Campanilla en el Museo La Neomudéjar o la Rotonda del Palace, fueron testigos de su desbordante creación en pequeños formatos, cuyas ultimas obsesiones se centraban en las flores y los retratos incesantes de su amiga y cómplice Amalia Moreno.

Paco Leal nunca dejo de pintar, los dibujos de flores que cayeron a sus pies al bajar del bus camino de la basílica de Atocha fueron los testigos mudos de su muerte.

El artista tuvo un recorrido por las galerías madrileñas en las décadas de los 80 y 90, Galería Sen, Fox Teixeira, Multitud, y otras deslocalizadas como Sala Alta en Cuenca, Caligrama de Zaragoza o museo José Luis Samper en su pueblo natal, Alcázar de San Juan donde se guarda gran parte de su obra al igual que en Zapadores Ciudad del Arte. Sus últimas exposiciones individuales se realizaron en el Museo Siglo XXI con una gran retrospectiva y en el Museo La Neomudéjar hace apenas un año bajo el titulo premonitorio de «Paraíso» cerro su etapa profesional.

Sus últimas preocupaciones como artistas se centraron en revisar las obras de Durero y Cranach, a los cuales admiraba y sirvieron de base para convocar a un grupo de artistas amigos a participar de la que era una exposición individual. Porque Paco Leal era de esos artistas generosos, que se hacían grandes, incluyendo y brindando el espacio de aquello que le pertenecía por méritos propios. Su trazo bruto y su lenguaje entre Naíf y expresionista dan constancia de una obra diferencial que se arraiga en una tradición pictórica poco explorada por sus coetáneos. Destacables en sus obras son la serie el «Pez Furioso», «Psique», «El esclavo», o «El lector». De ellas emana una reflexión profunda entre la mitología clásica y la contemporaneidad más absoluta. Hablador incansable, su memoria daba fe de una vida plena de observación y registro. Imposible manejar la información concreta de fechas, datos y experiencias que con tanta precisión exponía en sus conversaciones, que más que una mente pareciera una base de datos computacional. El artista, la persona, vivía en el barrio de Retiro, donde sus vecinos le acogían con cariño y confianza. Su jornada arrancaba con una agenda intensa que cumplía a rajatabla. Sus lugares favoritos iban incrementándose día a día dependiendo de los afectos que le correspondían, decenas de acuarelas que regalaba a camareros, viandantes o artistas cercanos. Quien no tiene un Paco Leal es que no forma parte del arte de Madrid.

El artista imparable, pese a su condición frágil, sufría desde los 80 una esquizofrenia que el mismo declaraba sin complejo alguno. Ante una entrevista en TVE para el programa «La Aventura del saber» declaro que tras la ingesta de un tripi que le regalo otro artista, se le desato la condición que ya le acompañaría hasta el fin de sus días.

Paco no tenía filtros, su fortaleza no se basaba en la apariencia, sino en el arte. Sus amigos y vecinos aquejan un vacío enorme, se hizo imprescindible en todos aquello lugares que visitaba a diario. La taberna del Tanay, El Mesón Segoviano, El restaurante Peruano de Téllez, El jardín Botánico donde le habían prometido una exposición, El jardín de la Campanilla del Museo La Neomudéjar, y últimamente la Rotonda del Palace, donde pintaba acuarelas que vendía o regalaba a los visitantes, la Basílica de Atocha era también parada obligatoria pues a pesar de su posicionamiento político, encontraba cierta seducción en las misas de 8. Justo a donde se dirigía cuando falleció en plena calle.

Paco era un niño, un espíritu tierno y libre que lo mismo reflexionaba sobre Baudelaire, como te hablaba de su bisexualidad o de sus enamoramientos repentinos, siempre despertaba una sonrisa. El último mes, tenía la obsesión por que se abriera un museo con su obra en Alcázar de San Juan. Ese deseo al igual que su pueblo hubiera recibido la exposición de «Mas allá de la frivolidad de los 80» de la cual formó parte y que por dos años le fueron posponiendo desde el museo de Alcázar, por falta de fondos,  lamentablemente esa oportunidad como otras muchas se quedaron sin realizar y no verán la luz. Muere el artista niño que Picasso hubiera deseado ser, el arte español, se ha quedado también un poco más huérfano.

9 thoughts on “FALLECE PACO LEAL, LA FAMILIA LAVAPIES CADA VEZ MÁS HUERFANA.

  1. La obra de Paco tenía también una gran carga de ironía y mucho sentido del humor, ácido y delirante a veces. Conocí a Paco hace 50 años, fui testigo, con otros componentes de nuestro grupo de amigos, de sus primeras obras, de sus retratos. Nos epataba su forma de fumar, de reír, de enamorarse. Todo en él era performatico y muy provocador. Más tarde conoció a Amelia, un punto de inflexión, casi una obsesión, y transitó por otros mundos y fantasmas. Siempre fue auténtico y muy complejo, como su obra. Gracias por esta nota.

  2. Obra fresca, despreocupada en apariencia de trazos seguros. Le compré obra que atesoro y otras me las regaló. Gran conversador y entrañable compañia. Le pedí un retrato y me hizo varios..
    generoso como pocos…

  3. Me ofreció su casa, sus pinturas y pinceles, y no pude parar de pintar, el entorno, su obra tirada por las paredes, y él callado pero observando.
    Decía que lo mío era el art pop, Generoso y Motivador, creo que por primera vez me sentí Pintor.
    No pude ir a verte donde trabajabas y rodeado de artistas, la invitación no podía ser mejor¡
    Con lo cerca que estaba, y lo lejos que está.
    Ya nos vemos, si eso Paco🖤

  4. Siempre pensé que el alma es esa parte del cerebro que se llena de nuestros recuerdos. Con el fallecimiento de Paco he perdido parte del alma, porque él me roconstruía constantemente el pasado…..»Rafa, recuerdas cuando….». Me duele, me duele mucho el alma.

  5. Haberlo conocido desde la adolescencia es un honor. Hemos pasado y bregado tantas etapas que serían inenarrables, con todos sus sinónimos. Nunca nos amamos, tampoco era necesario. Había tantos matices por encima de cualquier sentimiento… gracias por hacernos sonreír.

  6. La muerte de Paco Leal me ha dejado nuevamente huérfano, era un amigo/hermano mayor para mi, que me mimaba en los últimos meses enviándome canciones de Youtube de todos los estilos posibles y casi imposibles. Las paredes de mi casa siguen llenas de obras suyas, de recuerdos artísticos y personales, que me acompañarán ya siempre de por vida. Irrepetible Paco, ha marcado mucho nuestras vidas, con su personalidad peculiar y estrambótica. Dios le conserve en su seno.

  7. Descanse en paz. Una gran persona, un artista irrepetible, inteligente y culto. Mis condolencias y de mi mujer Rocío para su familia.

  8. Paco Leal…un fenómeno artístico y un extra clase como persona. Gracias ,mil gracias Paco al haberme acogido en tu casa de Alcázar de San Juan sin conocerme,solo por ser de Cuba,cosas muy de Paco…Después de mucho no estar en contacto ,una amiga común ,nos facilitó los números telefonicos y por suerte nos vimos,charlamos en Alcázar ,tomamos cafés,tónicas,nos reímos y tuvo muchas ocurencias típicas de Paco,en un momento me contó chismes,de su ultimo que tenia expuesto en madrid y mas cosas como para una enciclopedia..de ahí hasta que dejo de estar..me enviaba sus cosas,canciones de Rocio Jurado,de la Pantoja,de Mecano lo mismo me repetía por wasap que por redes a la hora menos pensada…El mundo ingenioso de Paco ..por algunos no valorado,por muchos otros mas encandilados por su forma de crear y ver su vida peculiar ,desordenada è ingeniosa entre Flores pintadas en un Pis Pas,Toreros fantásticos en cajetillas de Mini Puros,Cartulinas y donde le daba su vena de creador…Buen viaje Paco..,que no te falte donde estés,pinturas,agua con gas y tu cajita de Chesterfield…un placer estar dentro de tus amigos por tantos años ..Como solías decir ..Sabes …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad